sábado, 3 de octubre de 2020

REFLEXIÓN ANTE TODO ESTO


Estoy harta de que se me salten las lágrimas mirando a mis nietos, porque pienso en qué mundo les tocará vivir con todo lo que está pasando y estamos haciendo...
Estoy harta de no entender nada, y de no estar de acuerdo con casi nada de lo que ocurre a mi alrededor.
Hoy me he descubierto feliz y relajada fregando la cocina, y he vuelto a pensar en las cosas sencillas, en la atención plena. Así que no debo ser una feminista al uso, yo que siempre había creído serlo. No debo estar evolucionando al ritmo que la sociedad actual exige. Qué le vamos a hacer.
Por fortuna no me han quitado mi pasión por la literatura. La semana que viene comienzo otro curso con Kike Parra y Bárbara Blasco.
Tengo una familia maravillosa, un montón de amigos y, a pesar de todo, muchas ganas de disfrutar.
Mi afición a las redes sociales está flaqueando un poco, aunque creo que hay que seguir estando, pero de otro modo.
Urge volver a nuestra vida, la nuestra de verdad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario