lunes, 21 de enero de 2019

...Y LOBITO





Nuestro Max se durmió el día 25 de diciembre y siempre estará en nuestro corazón.

Pero nos queda Lobito. 

Llegó a casa de mi hijo hace no mucho. Es casi un bebé, juguetón y cariñoso. Muy inteligente. Estuvo con todos en mi casa durante nochebuena y navidad, y se portó estupendamente.

Él también va a echar de menos a Max, pero la vida sigue.


************************








No hay comentarios:

Publicar un comentario