lunes, 21 de enero de 2019

DE REPENTE, LOS BEATLES





Mediodía de domingo lluvioso. Un solitario en la pantalla. Música suave.

De pronto, aquella canción de los Beatles. Aquella, de la que ni siquiera recuerdo el título. Na na na nanana….. 
y, zas, tengo 15, 16 años. Todo ese amor intacto. La ansiedad y el misterio. las maravillas que haré. Las películas, los libros y aún mejor. Hasta los Beatles se enterarán, porque por supuesto nos conoceremos.

Es aquella sensación, ¿verdad? ¿soy todavía aquella cría?


No conocí a los Beatles. No me hice famosa. Pero, cincuenta años más tarde, puedo identificar aquel amor. Lo tiene mucha gente que lo mima y me lo devuelve. Ha crecido en muchas horas intensas. En muchas desgracias. En muchos desconocidos u olvidados en el camino.


Y la ilusión sigue ahí -me lo acaban de recordar los Beatles de repente-. Más vieja. Con arrugas y cicatrices. Más sabia.



(2008-2011)

******************************

2 comentarios: