domingo, 18 de junio de 2017

MICRORRELATOS 2011





EL DICHOSO DINOSAURIO

Cuando desperté, el dinosaurio de fieltro verde y ojos de botón seguía en la cama de mi nieto. Pero mi nieto no. Me levanté de un salto y por la ventana entreabierta los vi alejarse. Mi nieto entusiasmado, agitando sus bracitos sobre el tyranossaurus rex.


CANIJA

Blancanieves nunca confesó que su auténtica ilusión era crecer, no quedarse bajita.


ENTREVISTA A UN ASESINO EN SERIE

--¿Por qué dieciocho mujeres rubias?

--Porque aún no la conocía a usted.


EL DÍA EN EL QUE P SE HORRORIZÓ

Llegaba del trabajo agotada. Menos mal que P estaría en casa con la comida hecha. Es un sol de hijo.

En la cocina no había nadie, no olía a nada, ninguna olla humeante, ni rastro de ensalada en la nevera.

Entré al salón. P estaba de pie ante la tele encendida, con las manos en la cabeza y expresión horrorizada. Nunca lo había visto así.

Me acerqué a la pantalla: rascacielos desmoronándose entre llamaradas y humo. También yo me convertí en estatua.

Después, bastante después, nos dimos un abrazo. Toda la tarde estuvimos sentados, mudos ante la tele.

Creo que a las siete de la tarde pedimos una pizza.



----------------------------------

(2011. Taller literario Patricia Esteban, con Ana María Shua)


*****************************************************


No hay comentarios:

Publicar un comentario