domingo, 13 de marzo de 2016

DE NUEVO LA DICHOSA FRASE DE INICIO


Se que le dije: me ha encantado esa frase que has dicho. Y lo dije de verdad, convencida, pensando, como siempre: qué buena frase para comenzar un relato. Qué actual, qué inspiradora. Pensé “esta no la olvido, seguro”.

Fue ayer, en nuestra acostumbrada salida nocturna. Hoy me he despertado dispuesta a escribir. Desayuno tranquila -sin el desayuno, nada funciona- haciendo crucigramas, pocos, y abro el ordenador.

¿Cuál era la dichosa frase? Paso diez o doce minutos exprimiendo mi maltrecha cabeza. Nada. ¿Cómo puede ser esto, otra vez? Pienso en llamarla: “¿Recuerdas la frase que dijiste en el último bar, y yo te toqué el brazo y te dije: me ha encantado?” Tonto y además poco oportuno, porque hoy estará liada con los preparativos del viaje de vuelta a su tierra.

Con un sol resplandeciente sobre la mesa, además del ordenador, el tabaco y mi botella de agua, decido escribir lo que sea. Lo primero que se me ocurra. Escribir. Abro una página de word.

Justo entonces suena el teléfono. Es ella, mi amiga. Qué maja, siempre me llama antes de irse y también cuando llega. A lo mejor puedo preguntarle...

Apenas digo “hola guapa”, la oigo: “Oye, que ya se que no te vas a olvidar, pero “porsi”: llego este viernes tarde y te llamaré para quedar el sábado ... Pero, ¿qué dices de ayer? No entiendo, no te líes: ayer yo estaba aquí con mis sobrinos … Es el próximo viernes cuando llego a Zaragoza, que ya tengo ganas de verte...”



---------------------
Dedicado a Nesi, con amor.


**********************************************

No hay comentarios:

Publicar un comentario